Debate-a-4-en-Atresmedia-web-450x243
Plató del debate que será televisado por Atresmedia (Fuente: Antena3.com)

El próximo lunes Atresmedia emitirá por primera vez en España un debate electoral a cuatro bandas. Aunque seguro que ya habréis escuchado algunas de las novedades que introduce, aquí os las resumimos y os traemos las claves más importantes para que no os perdáis nada.

Los detalles

En España nunca se ha celebrado un debate electoral en el que participen más de dos candidatos, pero esta no es la única innovación, hasta ahora tampoco se había hecho ‘a lo americano’ -pulsa aquí si quieres ver los momentos más conocidos de este tipo de enfrentamientos- : el minutaje perfectamente medido, los candidatos mirándose de frente desde cada extremo de la mesa, el moderador casi ausente o la inexistencia de público y de preguntas son características de los debates europeos.

En esta ocasión, los temas a tratar y el ritmo del enfrentamiento vendrán de la mano de los moderadores –Ana Pastor y Vicente Vallés-; y los representantes de cada partido, por su parte, solo contarán con un taburete y un mueble auxiliar para apoyar los papeles.

Y después de esta ‘intro’, aquí tenéis las premisas que os darán las claves para entender correctamente la actitud de cada candidato.

1. Lenguaje no verbal

Seguro que no es la primera vez que oís hablar de la importancia de los gestos, miradas, tono de voz… y es que además de revelar el nivel de nervios de cada candidato hay que tener en cuenta que es lo único que será 100% involuntario. La cara de póker ante un buen ataque, el temblor de voz por los nervios o de ‘no encuentro la respuesta que tenía preparada para esto’, es algo que no puede evitar ni el mejor equipo de campaña.

El ejemplo más famoso es el de Kennedy y Nixon en 1960, el primero apareció ante las cámaras maquillado y con un traje negro que sin duda destacaría en una televisión en blanco y negro; Nixon, por su parte, se negó a ser maquillado, llevaba un traje gris y uno de los gestos que lo condenó fue sacar un pañuelo para secarse el sudor.

                                               

2. Cercanía con el público

Cerca de 300 personas, a las que se les quitará el móvil nada más pisar el plató de Atresmedia, podrán ver el debate en directo. ¿Por qué es importante? Este acercamiento crea en el público presente y también en los telespectadores una reacción de empatía y confianza. El candidato se convierte en una persona cercana e interesada en las preocupaciones de los ciudadanos.

Una vez más el ejemplo lo encontramos en Estados Unidos: en 1992 Clinton se batía contra Bush y ante la pregunta de una chica del público no solo se acercó hasta ella sino que también le preguntó su nombre. Bush, en cambio, contestó desde su atril.

                                                     

En este punto también hay que tener en cuenta otro gesto de cercanía relacionado con la actitud de los candidatos, que están allí para discutir entre ellos pero al mismo tiempo le hablan a cada votante. Por eso, aunque respondan a la persona que está a su lado no deben olvidarse de mirar también a la cámara.

3. Lenguaje sencillo

En un primer momento parecerá que esto desvirtúa cualquier debate y que este simplemente servirá como mero espectáculo. Sin embargo, es necesario que los políticos, aunque estén acostumbrados, no se pierdan en la terminología de cada bloque temático. El motivo principal vuelve a ser el mismo: el telespectador.

Cada persona es un mundo y tendrá un nivel de formación, conocimiento político y actualidad diferente. Una vez más hay que recordar que no solo vale quedar por encima del rival dialécticamente hablando, sino que también hay que lograr trasladar un mensaje al votante, sobre todo a los indecisos. Dicen los expertos que este error le costó el debate al presidente Carter en 1980.

4. La posición durante el debate

Su importancia es tal que para el próximo lunes las posiciones se sortearon como si fuese el sorteo de Champions. La ubicación final será, de izquierda a derecha: Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Soraya Sáenz de Santamaría.

Los candidatos que se encuentran en cada extremo, en este caso Sánchez y Sáenz de Santamaría, tendrán una vista más completa que les servirá para identificar las reacciones, los gestos e incluso los momentos de debilidad de sus contrincantes. Si todos estos detalles son importantes para los telespectadores, cuánto más para los propios representantes, sus partidos y su equipo de campaña.

30
Posición que ocuparán los candidatos en el debate. (Fuente: antena3.com)
5. Debate paralelo en Twitter

Si la semana pasada Risto Mejide tituló sus entrevistas a Youtubers como especial influenciers, el campo de la política podría hacerlo con algunos de los tuiteros más seguidos en España. A medida que se desarrolle el debate podremos asistir a una discusión en paralelo en la red proporcionada por el hashtag: #7dElDebateDecisivo. En él encontraremos memes o chistes, pero también las opiniones de periodistas o personajes anónimos muy influyentes como @Barbijaputa. Estas píldoras de 140 caracteres seguramente ayudarán más a formar una opinión que cualquier argumento que puedan esgrimir los políticos durante el show.

Mara González Gómez
En twitter

Mara González Gómez

Periodista gallega que cree en el Periodismo como arma para cambiar el mundo. Pienso que existe una poesía y una canción para cada persona.
Mara González Gómez
En twitter