Charlie Cox interpreta al vigilante nocturno de Hell's Kitchen (Daredevil / Netflix)
Charlie Cox interpreta al vigilante nocturno de Hell’s Kitchen (Marvel’s Daredevil / Netflix)

Hoy, 20 de noviembre, Netflix estrena Jessica Jones, serie protagonizada por la actriz Krysten Alice Ritten (la novia yonki de Jessie Pinkman en Breaking Bad). Esta es la segunda colaboración entre la plataforma VOD y Marvel tras lanzar en febrero Marvel’s Daredevil (2015), serie escogida para inaugurar esta columna de recomendaciones quincenal.

La puesta en marcha de un nuevo proyecto basado en el vigilante ciego de Hell’s Kitchen creó expectación. Hay quienes siguen recordando la traumática película en la que Ben Affleck daba vida al héroe de Marvel, Colin Farrell a un villano con una diana en la frente y Michael Clarke Duncan a una versión afroamericana de Kingpin. El listón a superar estaba realmente bajo (suspenso en Rotten Tomatoes, FilmAffinity y Metacritic) y la presencia de Netflix era alentadora visto el cuidado que pone a los productos de su sello. Las expectativas se cumplieron el 10 de abril cuando, tras estrenarse de forma simultánea los 13 episodios, comenzaron a llegar críticas positivas a esta nueva adaptación.

Héroe y villano sólidos y creíbles

Charlie Cox (Broadwalk Empire) se pone en la piel de Matt Murdock, y en las mallas de su álter ego Daredevil. Se nos muestra a un personaje con convicciones fuertes y con vocación a la justicia de día como abogado, y por las noches como justiciero. No se trata de un personaje asocial sino que disfruta pasando el rato con sus amigos “Foggy” Nelson y Karen Page, un elemento que aporta realismo a su coartada de abogado humilde y que se utiliza para mostrar otros aspectos del personaje como la fidelidad y sus sentimientos. Se acabó el estereotipo de héroe insensible y marginado.

El villano también está a la altura. Vincent D’Onofrio (La chaqueta metálica) da vida a Wilson Fisk más conocido como Kingpin, corpulento mafioso que en las viñetas no daba únicamente problemas a Daredevil sino que otros personajes del universo Marvel también tenían que verse las caras con él. En esta ocasión se nos muestra como un personaje traumatizado en la infancia que se ha convertido en el líder del crimen organizado en Hell’s Kitchen, y que se enfrentará tanto a la amenaza de Daredevil como a las guerras internas por sustituirlo como cabecilla en la jerarquía de poder. Se muestra un hombre inflexible, violento y sin piedad,  pero a la vez delicado y con una debilidad por la belleza.

Los personajes secundarios suman interés al conjunto de la serie y por destacar uno en especial, llama la atención desde el principio James Wesley, el enigmático ayudante de Kingpin que siempre parece ir un paso por delante en todos los acontecimientos de la serie. Quizás el personaje más flojo sea el de Karen Page poco creíble especialmente al comienzo en sus primeras apariciones. Sin embargo a lo largo de los episodios tiene una evolución positiva y poco a poco va ganando peso en la historia.

Estética y guión

Ni diálogos absurdos ni episodios de relleno. Marvel’s Daredevil logra transmitir que cada línea del guión es importante y a lo largo de los trece episodios se contabilizan pocas escenas que realmente puedan considerarse aburridas. Los diálogos no tienen el tono infantil y superficial en el que suele estancarse en ocasiones el género de superhéroes. El trasfondo de Fisk y la amistad entre Matt y su socio y amigo Foggy son subtramas profundas y llenas de significado para el conjunto de la serie ya que la personalidad de los personajes ayuda a entender sus reacciones durante la evolución de la trama. Se utiliza también el flashback de manera dosificada especialmente para conocer la infancia de Matt y los pasos que le llevaron a convertirse en Daredevil.

Las mayor parte de la acción tiene lugar de noche y la parte que transcurre a plena luz del día tiene lugar en interiores favoreciendo la sensación de una oscuridad continua. Esta estética recuerda a las películas de Batman debido a que ambos personajes eligen la noche para repartir justicia. Sin embargo mientras que el héroe de DC se caracteriza por dejar que esa oscuridad inunde también su personalidad, no es así con Daredevil que se muestra como una persona amable, humilde y divertida en la línea de los personajes Marvel. Otro rasgo es la pretensión de lograr una apariencia realista buscando alejarse lo máximo permitido de la fantasía típica del género. Por ejemplo, lleva un uniforme mucho menos sofisticado que lo que cabría de esperar de un héroe y más similar a lo que un ciudadano normal elegiría para partirse la cara contra delincuentes cada noche.

No hay un único director ni un único guionista. La lista de nombres incluye a varios profesionales que han trabajado en Mad Men, Breaking Bad, Lost y Prison Break entre otras muchas series de éxito. Destaca por su buena dirección un plano secuencia de acción ininterrumpida durante 3 minutos.

La marca Marvel siempre presente

Los vínculos y guiños al universo Marvel también están presentes, ya que la la acción se sitúa en Hell’s Kitchen, barrio de Nueva York que se presenta en ruinas tras los sucesos finales de Los Vengadores (2010). De vez en cuando se mencionan de pasada a otros personajes como Thor o Iron Man y en la oficina del periodista Ben Ulrich hay portadas de periódicos ficticias sobre la destrucción de Nueva York a manos de Loki. No podía faltar tampoco el habitual cameo de Stan Lee aunque en esta ocasión está más escondido que de costumbre.

Sobre la segunda temporada se conocen pocos detalles. Apenas un teaser, esbozos del nuevo traje que vestirá Daredevil en sus nuevas salidas nocturnas y la presencia de dos personajes de Marvel: The Punisher y Elektra. Con el estreno de Jessica Jones se da continuidad a la apuesta de Netflix por el mundo del cómic que continuará con una serie más dedicada al vengador callejero Luke Cage y un crossover llamado The Defenders que reunirá a los protagonistas de estas tres series mencionadas.

A la espera de nuevas noticias y hasta el regreso del abogado a los tejados de Hell’s Kitchen hoy toca celebrar el estreno de Marvel’s Jessica Jones, la nueva niña bonita del hasta ahora próspero matrimonio entre Netflix y Marvel.

————-

Si has disfrutado de este análisis y te gustó Marvel’s Daredevil, no te pierdas este podcast de Iniciativa CAOS centrado en la serie. Si todavía no la has visto ten cuidado, ya que al contrario que en estos artículos, en los podcast sí hay múltiples spoilers.

 

Diego Alonso Martín
Sígueme en

Diego Alonso Martín

Periodista y seriéfilo interesado en las cifras económicas de la cultura. Mi maestro me enseñó "Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes"
Diego Alonso Martín
Sígueme en