Xavi Manresa, socio de la APM, responde a nuestras preguntas. (Asociación de Promotores Musicales).
Xavi Manresa, socio de la APM, responde a nuestras preguntas. (Asociación de Promotores Musicales).

Xavi Manresa es promotor musical en Cap-Cap, socio de la Asociación de Promotores Musicales y exmiembro de su junta directiva. Él, como muchos otros, se volcó en la iniciativa ‘Un día sin música’ del 20 de mayo, como protesta por el IVA cultural al 21% que afecta de lleno en todos los sectores de la industria musical. En el programa más vacío de contenido musical de En Clave de Rock, Manresa, en representación de la Asociación de Promotores Musicales, nos acerca el problema desde dentro.

Pregunta. Para quien no conozca del todo ‘Un día sin música’, ¿Cómo surge?

Respuesta. Esta iniciativa surge a primeros de año. Pensábamos que teníamos que hacer algo que tuviera repercusión a nivel público, a nivel de medios, y junto con otras asociaciones muy importantes del sector decidimos crear este “día sin música”.

P. El lema de la iniciativa es “apaga la música para que siga sonando”. ¿Por qué un día sin música si precisamente el objetivo de esta iniciativa es favorecer el acceso a ella?

R. Para llamar la atención, muy sencillo. ¿Te imaginas un día sin música? ¿Has podido estar todo el día sin escuchar música? Si vivieras en un día normal y tú no pusieras la radio o tu ordenador, y pusieras la tele, o pasearas por la calle, o entraras en un centro comercial, o fueras a una peluquería… ¿Qué escucharías? Es una manera de concienciar a la gente de lo duro que sería vivir sin música. Y si lo relacionamos directamente con los conciertos, hubo un montón de salas que no abrieron, un montón de artistas que suspendieron sus conciertos. Esto puede pasar un día, pero si esto durara un mes creo que más de uno nos volveríamos locos.

P. ¿Y por qué hacerlo un miércoles en lugar de un viernes o un sábado que por lógica suele haber más ambiente o conciertos?

R. Lo que tampoco queremos hacer es destrozar lo poco que queda de las empresas y las salas y la manera de funcionar que tiene la música en este país. Un miércoles es muy representativo, es un día fácil. Y fíjate en la fecha, era 20 de mayo y en unos días hay elecciones.

P. ¿Qué opina de artistas comerciales como Pablo Alborán o Camela que se sumaron a esta causa pero nunca expresan su opinión, ni proponen ninguna ayuda a los grupos más humildes y que más dificultades tienen o más les afecta esta subida del IVA?

R. Yo creo que este día hay que mirarlo en un conjunto global. Ha habido muchas críticas, pero yo creo que no es momento de mirar qué está haciendo cada uno individualmente sino tomárnoslo cada uno como un colectivo. En este país se subió el IVA cultural alegando que así ingresaríamos más dinero y saldríamos más rápido de la crisis. Durante este tiempo se han ingresado 13 millones más de IVA, pero se han perdido casi 42 millones y medio por falta de ingresos de IRPF, por impuestos de sociedades, por seguridad social, por desempleo, etcétera. Realmente la excusa recaudatoria de la medida del IVA al 21% es una falacia.

La iniciativa "Un día sin música", en busca de la bajada del IVA cultural. (undiasinmusica.org).
La iniciativa “Un día sin música”, en busca de la bajada del IVA cultural. (undiasinmusica.org).

P. Hay artistas internacionales que están excluyendo a España en sus giras porque no les sale rentable venir. ¿Creéis que será suficiente esta iniciativa y el hecho de que se haga justo en periodo electoral para que se reduzca el IVA?

R. Vamos a mirar esto a nivel de artistas internacionales como un mercado global: Europa es un solo mercado. Si Alemania tiene un 4% de IVA y un 3% de Sociedad General de Autores, el artista que va a tocar a una sala puede ganar más dinero. Pensarán: “¿Para qué voy a bajar a España donde me pueden cobrar un 31% (21% de IVA y 10% de Sociedad General de Autores) del valor del ticket? Por lo tanto, no me va a salir rentable con mis gastos de autobús, personal, tour manager, técnicos, técnicos de sonido, hoteles, etcétera. No gano lo suficiente como para tener que bajar allí, me quedo en Alemania”. Y quien dice Alemania es Italia, Austria, Holanda… Donde mi posibilidad de ganar dinero es más elevada que en España. Así muchos artistas han sacado este país fuera de la red de sus conciertos, cuando antes eran asiduos y venían con ganas.

P. ¿Será suficiente la iniciativa de ‘Un día sin música’ en periodo electoral para que lo cambien?

R. No lo sé. Nosotros hemos tenido como Asociación de Promotores varias reuniones con el ministerio de cultura durante los últimos tres años, y nos han prometido por activa y por pasiva dos, tres y hasta cuatro veces que lo del IVA era una cuestión que se iba a arreglar al momento. Ellos son conscientes del daño que han hecho a la industria, pero es que ellos no gobiernan para que el país vaya mejor. Ese es el gran problema, pero esa es una cuestión política. Es una decisión auténticamente política subir el IVA a un 21%, porque económicamente no les sale mejor, al revés: están recaudando menos y está costando más dinero a las arcas del Estado.

P. ¿Qué otras iniciativas se pueden llevar a cabo para conseguir bajar el IVA cultural?

R. Hay una que es la más importante de todas: el día 24 cuando vayas a votar, piensa en todas estas situaciones. Y en las generales, cuando vayas a votar, piensa en todas estas situaciones y decide tu voto. Si vuelven a ganar los mismos que están ahora querrá decir que la gente le importa un bledo una serie de cosas: la corrupción, los impuestos abusivos, el amiguismo, el enchufismo… Si vuelven a ganar, quiere decir que este país quiere eso, y si no ganan querrá decir que este país lo refuta.

P. Nos hemos encontrado en redes sociales distintas opiniones acerca de esta iniciativa, la mayoría estaban apoyándola, pero hemos encontrado algunos comentarios críticos. Por ejemplo, Los Chikos del Maíz lo han criticado en un tuit de la siguiente manera: 

Los de #undiasinmusica son los mismos millonarios que no dicen ni mú cuando se censura a S.A. o se detiene a Def con Dos. A pastar.

— ChikosDelMaíz#NoTTIP (@chikosdelmaiz) Mayo 20, 2015

R. Yo ayer envié un tuit a César Strawberry, amigo mío, diciéndole que me parecía indignante lo que le había pasado. Soy amigo de Soziedad Alkoholika y llevo tiempo intentando montar un concierto para ellos en Madrid… Que no se equivoquen, no es cuestión de millonarios. Estos Chikos del Maíz cuando se vayan a hacer un concierto a La Riviera porque les funciona bien la cosa y vean que sus ingresos van a ser un 30% menos debido a los impuestos dirán: “¡Hostia puta! ¡Me cago en la hostia! Estos ladrones me están robando el 21% y el 10% de SGAE”. Las situaciones son diferentes para cada uno. Si estos Chikos del Maíz van tocando por salas de España y se llevan toda la caja en el bolsillo pues es otra historia.

P. En Valladolid cuando se realiza un concierto gratuito y en la calle a la gente le gusta porque aquí está todo muy restringido. Vimos una entrevista que se le realizó a usted en 2012 que dice que la música en directo gratuita hace un daño tremendo, pero aquí los grupos pequeños la aplauden porque les beneficia…

R. Hay muchos casos diferentes, yo entiendo perfectamente que los grupos que empiezan toquen gratis, en la calle o donde sea. Lo que me parece indignante es que vaya a tocar un grupo gratis a la Plaza Mayor de Valladolid que cuesta 120.000 euros.

P. ¿Quiere decir que no se le pague al grupo?

R. No, los grupos siempre tienen que cobrar algo, tienen sus gastos. Tú puedes hacer un concierto alternativo en la Plaza Mayor de Valladolid, tener 20 grupos jóvenes que empiezan y darles la oportunidad de tocar delante de la gente y que la gente los descubra. Lo que no es posible es que vaya a tocar La Oreja de Van Gogh y que cobre 120.000 euros como cobraban hace 5 años. Eso es infumable. Claro que hace daño la música gratuita en directo. Pregúntale a las salas de conciertos de Valladolid, a los promotores locales si quieren que el grupo toque gratis en la calle, o que lo haga en su sala y dinamice la economía de la ciudad. Si no hay eso, no hay industria.

Son dos cosas muy distintas, los grupos pequeños que toquen, y ya llegará un momento en el que ellos tomen la decisión de si quieren seguir tocando gratis o no. Te voy a poner un ejemplo clarísimo: Extremoduro nunca hace conciertos gratis. Nunca ha aceptado una propuesta para tocar en una plaza de un pueblo gratis. Ellos tienen la filosofía de que la música tiene un valor, y ellos ganan lo que ganan tocando porque se lo han ganado. En cambio ha habido grupos que han estado tocando gratis toda la vida hace cuatro o cinco años cuando los ayuntamientos gastaban a espuertas para nada más y nada menos que intentar quedar bien con un sector de su ciudadanía y conseguir votos, que solo es para eso.

Si quieres escuchar la entrevista completa que se realizó en el programa de En Clave de Rock, la puedes encontrar en el siguiente podcast.

En Clave de Rock
Síguenos en

En Clave de Rock

Programa radiofónico que nace desde ROCK&CYL para acercarte la actualidad musical de la mejor manera: escuchándola. Miércoles a las 16:00.
En Clave de Rock
Síguenos en

Latest posts by En Clave de Rock (see all)