Manuel Saravia explicó para los micrófonos de CREA Radio cuáles serán las claves de Valladolid Toma La Palabra en las elecciones municipales. (Beatriz Carbajo / CREA Radio).
Manuel Saravia explicó para los micrófonos de CREA Radio cuáles serán las claves de Valladolid Toma la Palabra en las elecciones municipales. (Bea Carbajo / CREA Radio).

Manuel Saravia es el candidato a la alcaldía por la coalición electoral Valladolid Toma la Palabra (VTLP). Esta formación está compuesta por los partidos Izquierda Unida y Equo, además de otras plataformas o movimientos ciudadanos. Saravia es Doctor en Arquitectura y se ha dedicado a la docencia universitaria hasta que se presentó en las pasadas elecciones municipales como cabeza de lista de IU. Actualmente sigue vinculado a este partido, aunque ahora se presenta por la ya citada coalición electoral.

Pregunta. ¿Cómo nace VTLP?

Respuesta. Nació en el mes de junio, en la plaza de la Universidad, donde gente de distintos partidos, de muchos movimientos sociales y algunos también a título individual nos juntamos con la intención de hacer un programa. Es decir, la idea inicial no tenía pretensiones electorales, consistía simplemente en hacer un programa compartido, amplio, abierto y muy participativo. De esta forma, iríamos viendo cuáles eran los problemas actuales de la ciudad y cuál era la orientación que debía marcarse a raíz de esta deriva que está sufriendo Valladolid en los últimos años. A partir de ahí, hubo muchísimas reuniones y, finalmente, a finales de diciembre de ese mismo año (es decir, 2014) se vio la conveniencia de hacer una plataforma electoral.

P. Su candidatura en las primarias de VTLP obtuvo un 75’64% de los votos. ¿Por qué cree que tuvo este éxito?

R. Yo estoy encantado con los votos que obtuve. Creo que tengo la ventaja de que llevo unos cuantos años en política y eso ha hecho que me conozca más gente. También lo atribuyo a la labor de equipo que ha habido durante estos años, empezando por mis compañeros en el Ayuntamiento y terminando por todas las personas que han estado trabajando muchísimo estos meses en VTLP.

P. Hemos visto que en la página web de VTLP tienen un borrador del programa electoral, ¿podría definir los pilares básicos del mismo?

R. Hablamos de tres bloques básicamente. El primero de ellos se basa en defender la idea de ciudad; una ciudad amable, vivible y en la que se respeten los derechos. Eso implica, entre otras cosas, un urbanismo mucho más amable, puesto que el urbanismo actual está enfocado desde hace muchísimos años hacia unas formas de inversión y formación de la ciudad que desde luego no nos parecen recomendables desde el punto de vista de la movilidad, del crecimiento de la ciudad, del abandono de edificaciones prematuramente, etc. Asimismo, implica derechos, una gran cantidad de acciones sociales, un economía saludable y plural, transparencia y buen gobierno, etc.

En segundo lugar, VTLP reivindica una identidad de Valladolid; identidad en el sentido amplio de la palabra: hablamos de parques, de patrimonio, de paisaje urbano, de patrimonio inmaterial, etc. Finalmente, y en tercer lugar, transformar, que es fundamental. Es decir, defender, reivindicar y transformar. En cuanto a transformar la ciudad, ¿qué es lo que prima hacer en este momento? Conseguir generar empleo. Hablamos de defender la idea de ciudad y de reivindicar, pero sobre todo de hacer propuestas para conseguir mayores cotas de empleo en la ciudad. Y ese es un tema muy crítico.

P. ¿Qué puntos han podido incluir en el programa de VTLP otros partidos como EQUO o las plataformas ciudadanas que no tuviera Izquierda Unida en las pasadas elecciones municipales?

R. EQUO tiene en su ADN el ser ambientalista. Todos sus miembros están muy preocupados por la sostenibilidad y el futuro de la Tierra. Este aspecto medioambiental también lo llevábamos con IU, pero EQUO lo ha reforzado considerablemente. Además, como ya os he comentado, en VTLP hay multitud de personas que antes no habían participado en política pero que ahora tienen muchas ganas de contribuir al buen funcionamiento de su ciudad aportando gran cantidad de ideas. Es precisamente de ahí de donde vienen las propuestas más atractivas, innovadoras y potentes que tiene el programa de Valladolid Toma la Palabra.

P. ¿Se ha visto obligado IU a sumarse a estos movimientos ciudadanos porque estaba perdiendo ‘tirón’ en las elecciones?

R. Yo creo que ha sido al revés. A mí me parece que esto es lo que venía haciendo IU y ahora se ha visto la oportunidad de, precisamente, sumarse a una marea por la transparencia, por la mayor participación, la nueva política, etc. Por ejemplo: las primarias abiertas de las que se habla ahora, que hay muchos partidos que las reivindican como gran avance… Bueno, pues hace cuatro años yo fui el candidato de Izquierda Unida porque se hicieron unas primarias abiertas en Izquierda Unida Valladolid. Es decir, lo que hemos visto es que muchas cosas que veníamos planteando o aplicando desde hace tiempo, se han ido generalizando y cuentan actualmente con más apoyo ciudadano. Entonces nos sumamos con gusto.

P. ¿Por qué en Valladolid no se han sumado a esta marea que menciona usted partidos como Ganemos o Podemos, es decir, Sí Se Puede?

R. Eso ha sido un proceso lamentable desde mi punto de vista. Durante unos cuantos meses se han hecho esfuerzos desde VTLP para intentar buscar un acuerdo, una actuación común, pero no ha sido posible. El argumento fundamental que defendía Sí Se Puede era que no podían ser una coalición de partidos, sino que debían ser una agrupación de electores. Consideraban que una coalición de partidos no era lo más adecuado porque decían que estos podían tener una actuación… controlar. Yo invito a ver el funcionamiento de VTLP. Todo lo que se hace es a través de muchísimas asambleas abiertas y cuando digo muchísimas es que son muchísimas; creo que es un funcionamiento extraordinariamente democrático. Además, al final, Sí Se Puede no se presenta como agrupación de electores, sino como partido instrumental. El argumento principal por el que no se pudo alcanzar un acuerdo al final ha sido volátil y lo lamento.

P. De la Riva llegó a afirmar que la plataforma Sí Se Puede “pescaba en las mismas aguas” que VTLP. ¿Cree que Sí Se Puede es un rival directo para conseguir representación?

R. Nosotros no lo vemos como rival; en absoluto. Acabo de decir que lamento que no hayamos llegado a un acuerdo, a una única papeleta electoral y que haya dos. Aunque eso de “pescar en las mismas aguas”… También vaya metáforas que dice este hombre. Yo no nunca hablaría de “pescar”, pero sí que es verdad que puede haber mucha gente que tenga dudas entre ambas plataformas a la hora de votar. Lo lamento pero no creo que en ningún momento los tengamos que ver como rivales.

P. VTLP se caracteriza por ser una de las formaciones más ‘verdes’ de todas los que se presentan a la alcaldía en Valladolid. ¿Qué medidas plantearía en nuestra ciudad relacionadas con las zonas peatonales?

R. Una muy básica: el centro tiene que ser más peatonal. Por ejemplo, las calles Especería y Cebadería o toda la zona que va desde Poniente a Fuente Dorada deberían serlo. A lo mejor, a alguna hora sí podría entrar el transporte público, ya veríamos. ¡Ah! Algo que me gustaría resaltar es que no solo el centro de la ciudad tiene que ser amable y peatonal, también los centros de los barrios.

P. ¿Y respecto al carril bici?

R. Cuando el alcalde actual se planteó construir un carril bici en Valladolid en el Plan General del 97 hizo bromas del tipo: “Sí, sí, bici, como en Corea y en Cuba”, es decir, relacionando las bicicletas con países comunistas. Claro, no tenía ni idea de que en el resto de Europa había bicis por toneladas. En estos momentos, un problema muy arraigado que tenemos es lo de que las bicicletas son para el verano, es decir, para el ocio, dar paseos, etc. Y no es así. La bici es una forma más de moverse y desplazarse. Cuando nos hayamos concienciado de eso, a mayores, en Valladolid habría que enlazar los carriles bici (están muy separados y eso resulta tremendamente peligroso) y establecer unos itinerarios que abarquen toda la ciudad y las zonas de interés o trabajo.

Manuel Saravia en un momento de la entrevista  en el estudio de CREA Radio. (Beatriz Carbajo / CREA Radio).
Manuel Saravia en un momento de la entrevista en el estudio de CREA Radio. (Beatriz Carbajo / CREA Radio).

P. El Ayuntamiento de Valladolid tiene una deuda que supera los 100 millones de euros. ¿Qué haría VTLP para reducirla?

R. Hay que recordar que en diciembre de 2010, ya metidos absolutamente de lleno en la crisis y poco antes de las elecciones anteriores, se adquirió una deuda de 70 millones de euros a raíz de construcciones como el puente de la Rondilla, la Cúpula del Milenio o el túnel de la Avenida Salamanca. Hay que saber de dónde viene la deuda, porque no ha caído del cielo. Esta hay que pagarla por ley pero claro, a lo mejor en este momento convendría mantenerla un poco más, pagarla más despacio y ponerse manos a la obra con otras actuaciones sociales que no se hacen porque no hay dinero. El presupuesto se ha reducido muchísimo (unos 100 millones de euros) y en algunas áreas como las de bienestar o acción social la inversión ha bajado varios millones a pesar de que invertir ahora en ellas es más necesario que nunca.

P. ¿Áreas concretas en las que se pudiera recortar para destinar ese dinero a acciones sociales como usted acaba de decir?

R. Nosotros hemos planteado en el proyecto de presupuestos que se presenta en noviembre una serie de acciones que nos parece que se podían suprimir o reducir. Hay que decir que aunque el presupuesto gire en torno a los 250 millones de euros anuales, una parte importantísima del mismo se va en gastos fijos: más de la mitad en personal y luego hay muchos compromisos de funcionamiento. Nosotros lo que planteábamos era una actuación de 14 millones, nada más. Por ejemplo, un tema controvertido: las subvenciones a clubs deportivos de élite. Eso es un pozo sin fondo. No decimos eliminarlas, sino reducirlas drásticamente. ¿Otros temas? Pues por ejemplo los 160.000 euros que se pagan por las corridas de toros de la feria de San Pedro Regalado. Solo con 14-15 millones se le daría un aire muy diferente a la ciudad.

P. Centrándonos en las inminentes elecciones, hace unos días se publicó una encuesta realizada por SigmaDos en la que VTLP obtendría dos concejales con un 8,3% de los votos, por lo que perderían un concejal respecto a los resultados que logró IU hace 4 años. ¿Qué le sugiere este sondeo?

R. Bueno, hay una cuestión que es técnica. No voy a decir que el sondeo está mal hecho o que hay errores de cocina. Sí que nos gustaría saber cómo se ha procesado esta encuesta ya que no sabemos los datos. El margen de error es muy amplio (un 4%) y eso para nosotros supone tener solo dos concejales o llegar a conseguir cinco. Hay algunos datos que nos parecen muy raros pero no vamos a entrar en ese tema. Solo decir que hace cuatro años nos daban a IU un concejal y acabamos sacando tres y casi cuatro.

P. ¿Desde VTLP qué representación tenéis pensado obtener?

R. Nosotros hicimos nuestro sondeo y nos daba unos resultados bastante buenos. Yo confío en que así sea. Lo primero a tener en cuenta es que no va a haber mayoría absoluta. Se pongan como se pongan algunos, no la va a haber; ni del PP ni de ningún otro. El no haber mayoría absoluta, quiere decir que van a salir varios grupos en el Ayuntamiento, lo que implica la existencia de acuerdos entre partidos para poder gobernar y eso está muy bien; es lo que demanda ahora la ciudadanía.

P. ¿Y VTLP pactaría con el partido que obtuviera la lista mayoritaria?

R. Con el Partido Popular no.

P. ¿Solo se negaría a formar coalición con el PP?

R. No es que me niegue, es que solo pactaríamos con una formación con la que tuviéramos varios puntos en común. De hecho, el PP y VTLP han llegado en alguna ocasión a algún acuerdo aunque después el primero lo haya incumplido. Es decir, se puede llegar a acuerdos, tampoco me voy a poner drástico, pero claro, la distancia es tanta con el PP que lo veo prácticamente imposible.

P. En el caso de que VTLP llegase al gobierno de Valladolid, ¿cuál sería la primera medida en la que se pondrían a trabajar?

R. Probablemente habría una medida y un gesto. El gesto sería abrir la puerta del Ayuntamiento de Valladolid. Es una cosa menor porque la vida de la gente va a ser la misma. Sin embargo, desde hace muchos años, por la puerta principal del ayuntamiento solo pasan el alcalde y los concejales. Eso no puede ser. En cuanto a la primera medida, sería sin duda crear un plan de choque contra la pobreza infantil.

P. ¿Tienen alguna idea concreta de cómo afrontar esta pobreza infantil?

R. No. Hay muchas propuestas, como la de alargar los calendarios de comedores infantiles en verano, pero no una única postura que aglutine todas ellas. Se trata de verlo de una manera integral como punto de arranque para superar el problema.

P. En el caso de que VTLP no obtuviera buenos resultados en estas elecciones, ¿se mantendrá la formación política o se disolverá?

R. Yo creo que tenemos una responsabilidad asumida por cuatro años con posibilidades de futuro. Es más, en nuestro código ético existe un compromiso de cuatro años con la ciudadanía y un grupo de personas están encargadas de vigilar que eso se cumpla. Así que se respetará. Van a ser cuatro años muy buenos.

P. ¿Por qué deberían votar los ciudadanos de Valladolid a VTLP?

R. Porque tenemos esa mezcla que nos da la experiencia de haber estado ya en el Ayuntamiento de Valladolid junto al potencial, las ganas y la frescura de quienes forman parte del proyecto que se suman como ciudadanos políticos. Eso es lo mejor.

Entrevista realizada por Beatriz Carbajo, Sergio M. Fernández y María Gozalo.

CREA
Síguenos en

CREA

Medio de comunicación multimedia. Programas de radio, textos escritos y vídeos propios. Lo que quieras y más al alcance de tu mano.
CREA
Síguenos en