Recientemente Dover ha vuelto a sus orígenes rockeros sacando un disco con 11 canciones. Corto y simple. Recuerda algo a los Who y a Green Day; con unos riffs muy marcados y una batería machacona. Al escucharlo por primera vez, se huelen novedades, miedos, permanencia, incertidumbre… Igual que en el año político que se avecina.

Hace unos días vimos el Debate sobre el Estado de la Nación. En él, además de todas las anécdotas ya quemadas, se palpó tensión. Tensión que vino dada por el nerviosismo que suponen tantos procesos electorales. Después, porque parece que tanto Pedro Sánchez como Mariano Rajoy son venenosos el uno para el otro, algo que no era tan evidente en la era Rubalcaba.

El Track by Track del disco

La primera canción del disco se llama Too Late. Y eso parece que es lo que los españoles le quieren decir al Partido Popular (PP) ante sus promesas, que suponen un crecimiento del 2,4% en 2015 y un aumento notable del empleo neto, aunque probablemente precario. A unos 400 metros del Congreso, Pablo Iglesias, ausentándose del debate en el Parlamento Europeo, decidió proclamarse públicamente como la verdadera oposición. Complications: así se llama la segunda pista, y nos viene al pelo. Al bipartidismo se le acaba el tiempo. Podemos adelanta por la izquierda al PSOE, y cuando nuestro actual presidente confía en ser la única fuerza del centro-derecha, aparece Albert Rivera vestido de naranja, y le dice que no, que aquí está él, y acompañado de Luis Garicano, que quiere pelea y sabe mucho de economía.

Four on the Floor recuerda muchísimo a los Who, con una introducción bastante particular de la banda británica. Hay una frase que dice: “How I can believe to be more”. Los españoles empezamos a creer que hay algo más detrás de lo que siempre nos han contado, y PPSOE lo sabe.

¡Crash!“I was wrong, you were right”. Eso parecía decir Rajoy, volviendo al Debate antes comentado. “Como estaba equivocado, pues tomad ayudas sociales, que estamos en año electoral y yo tengo que ganar votos”. Y así se crea una paga para familias monoparentales y facilidades para las cotizaciones menores, reformas proclamadas a bombo y platillo.

A bombo y platillo como el siguiente tema, Mystified. ¡Cómo nos gusta la batería a los rockeros! Dover sabe por dónde entrarnos. Pero ya estamos acostumbrados; Green Day lo lleva haciendo años, y ya nos olemos lo que viene. Nos quieren enganchar por las emociones. Sexta canción: Sisters of Merci. Es muy parecida a una de sus canciones más famosas, Cherry Lee. Recuerda a decadencia, porque pertenece al disco en el Dover dejó de saber qué hacer con su música, justo después del Devil came to me, que fue el gran bombazo. El futuro puede ser decadente para todos los españoles dependiendo de los resultados electorales de este año, ya adelanta la Agencia Moody’s la inestabilidad que vamos a vivir, a pesar de que para algunos, caer más bajo es complicado.

Pocas frases conocemos tanto los españoles como aquella que le dijo la Sultana Aixa a su hijo Boabdil en 1492 cuando éste no consiguió defender Granada ante la reconquista cristiana: “Llora como una mujer lo que no supiste defender como hombre”. Like a man dice Dover, Take it like a man. Imaginémonos a Soraya Sáenz de Santamaría diciéndole esto a su jefe en un futuro idílico en el que el PP pierda las elecciones. Esperemos que por lo menos se lo tome como un hombre.

Octava canción: New waves Mechanics. Ciertas personas tenemos debilidad por los comienzos acústicos, que aportan simpleza y naturalidad. Por aquí también nos intentan convencer los dos partidos convencionales, ya que para mucha gente el miedo es el cambio. Se masca la tragedia (Tragedy). Llegan Podemos y Ciudadanos. Pero el ejecutivo tiene armas letales contra ellos. La primera es Radio Televisión Española, que financiada con recursos públicos (que por cierto, pagamos todos), tiene órdenes tajantes de despreciar el naranja y el morado. Si C’s habla en catalán y en castellano, pues habrá que sacarles en catalán. A Podemos, ni nombrarlo si no es para meterse con Juan Carlos Monedero o Íñigo Errejón. La segunda, amenazar a Mediaset y Atresmedia con devolver la publicidad a la televisión pública, que es algo que no convence mucho, pues el pastel publicitario sale más rentable entre dos. El PP se gana a los medios y al PSOE no le viene mal.

Buiding a fire, eso es lo que están haciendo los dos nuevos partidos, que en poco menos de un año han hecho que tanto Rajoy como Sánchez hayan perdido el control electoral del país. El fuego es difícil de controlar, cualquiera se puede colar en el partido, véase a Monedero maquillando su IRPF o a Jorge Lago, con un patrimonio que ya querría mucha ‘casta’.

There is a place. La banda madrileña termina el disco con un título muy soñador. Hay un lugar, no muy lejano, en el que muchos partidos políticos podrán luchar con sus recursos. Personas que lo hagan por convicción, que su enemigo sea el paro y el analfabetismo, y no los demás grupos parlamentarios. Que se luche contra la evasión fiscal y contra la corrupción, y no contra Cataluña y País Vasco.

Ahora bien, ¿quién será capaz de hacer esto?, ¿nos quedaremos con los clásicos de siempre?, ¿o apostaremos por la innovación y por los sonidos nuevos?. Dover en su música no se ha mojado, y se ha quedado en un término medio (para muchos la virtud). Ahora, en materia política, olvidemos las encuestas, y planteémonos seriamente las urnas.

Alejandro Martín Goizueta
Redes

Alejandro Martín Goizueta

Ingeniero en proceso y músico. Preocupado por la polifacética crisis que vivimos. Soñador imperturbable y seguidor de acordes diferenciados.
Alejandro Martín Goizueta
Redes

Latest posts by Alejandro Martín Goizueta (see all)