Las elecciones andaluzas marcan el comienzo de un año plagado de comicios en España. En un momento en el que las incógnitas son la tónica general de la política, Andalucía se encuentra, según indican las encuestas, en una situación en la que cualquier voto puede resultar clave para conseguir los 55 escaños que abren la cerradura del Palacio de San Telmo.

Todo parece indicar que será el Partido Socialista (PSOE) de Susana Díaz el ganador de las votaciones, pero son muchos los condicionantes que pueden decantar la balanza hacia un lado u otro, especialmente en los partidos que pueden formar gobierno junto al PSOE o con otra agrupación. Esta ha sido una legislatura complicada para los socialistas, marcada por la corrupción, el escándalo de los ERE y la dimisión de José Antonio Griñán como presidente de la Junta de Andalucía.

Díaz asumió el cargo de presidenta andaluza y de nueva ‘lideresa’ de los socialistas, pero el enfriamiento de las relaciones con Izquierda Unida (IU) le han obligado a adelantar la fecha de las elecciones. Aunque Andalucía siempre ha sido un fortín para el PSOE, y parte como principal favorito para alcanzar victoria, estas no van a ser, ni mucho menos, un mero trámite. Estas son algunas razones por las que conviene prestar atención a lo que suceda durante la jornada electoral de este 22M.

1. Porque son las primeras elecciones de este año

La carrera electoral ya ha comenzado, no solo por las diferentes comunidades autónomas, sino también por la Moncloa. Andalucía tiene casi seis millones y medio de ciudadanos con derecho a voto, lo que supone más de un 15 % del electorado total en el territorio nacional. Obtener rédito en la comunidad andaluza es un buen impulso para afrontar el duro año que queda por delante. Todos los partidos políticos han puesto a trabajar al aparato para conseguir el mejor resultado posible en el sur de España. Mariano Rajoy acompañó el fin de semana pasado a Juan Manuel Moreno Bonilla, lo mismo ha hecho Albert Rivera en Ciudadanos. Y Podemos… Podemos ha ‘profanado’ un templo socialista, como es el velódromo de Dos Hermanas, para congregar a 14.000 personas que se concentraron en el acto de cierre de campaña. En él, Pablo Iglesias comenzó su discurso citando a Miguel Hernández.

2. Porque se acerca el fin del bipartidismo

Durante muchos años, España ha tenido solamente dos partidos con capacidad de gobernar y otros más pequeños que han servido de bisagra para formar gobierno. En el caso de Andalucía, puede decirse que ha sido una comunidad monopartidista con un amplio dominio socialista. Aunque en las elecciones de 2012 los populares fueron la fuerza más votada, se quedaron a cinco escaños de la mayoría absoluta y el PSOE pudo formar gobierno con IU.

Actualmente, la situación es bien diferente. De tres fuerzas que consiguieron representación parlamentaria por aquel en entonces, se va a pasar a por lo menos cinco (con la entrada de Podemos y Ciudadanos) e incluso puede aumentarse si Unión Progreso y Democracia, el Partido Andalucista o VOX consiguieran algún escaño, lo que no parece demasiado probable. Esta situación es similar a nivel nacional, pues Ciudadanos y Podemos amenazan con cambiar el ecosistema político bipartidista que hasta entonces era predominante.

3. Porque tendrá que haber pactos

Aunque parezca claro que la fuerza ganadora va a ser la socialista, se antoja muy complicada la obtención de los 55 escaños que garantizan la mayoría absoluta. Las opciones son muy complejas por las diversas variables que condicionan el resultado y por las difíciles relaciones entre los diferentes partidos.

Kiko Llaneras ha publicado en El Español dos interesantes gráficos que explican todas las posibilidades de Díaz para formar gobierno. Las matemáticas están ahí, después quedarán las negociaciones y no parece que vayan a ser sencillas. Desde IU ya no se ve con tan buenos ojos los pactos con el PSOE, Juan Marín, candidato de Ciudadanos, tampoco ve claro el pacto con los socialistas, y pactar con PP o Podemos podría verse como una declaración de intenciones de cara al asalto a la Moncloa a final de año.

4. Por la guerra interna del PSOE

Mientras que en el resto de fuerzas, el líder del partido ha tenido una notable presencia en la campaña electoral, en el PSOE Pedro Sánchez ha tenido un participación escasa y secundaria, y esto se ha visto incluso en el diseño de los carteles o las octavillas electorales.

Cartel promocional del acto de cierre de campaña. (PSOE Andalucía)
Cartel promocional del acto de cierre de campaña. (PSOE Andalucía)

La lucha de poder en el partido parece evidente, mientras Sánchez trata de ganar fuerza con actuaciones como la destitución de Tomás Gómez en Madrid; Díaz espera lograr un buen resultado con la confederación socialista más potente de España para dar un golpe en la mesa del partido. Al final del túnel ya se ve la luz de unas primarias en las que se elegirá el candidato socialista a la presidencia del gobierno. Sánchez ha anunciado que se presentará, ¿se postulará también Díaz?

5. Porque se verá cuánta fuerza tiene el foco de contrapoder en Podemos

Andalucía es uno de los principales focos críticos de la cúpula ‘podemita’ encabezada por Iglesias. La exeurodiputada y ahora candidata a la junta andaluza, Teresa Rodríguez, se ha convertido, junto a Pablo Echenique, en la principal cabeza del contrapoder en el partido de los círculos. Un buen resultado en estos comicios podrían otorgarle más fuerza y capacidad de decisión. También será importante el resultado que conseguirá en Málaga Félix Gil, cabeza de lista y de corte oficialista, pese a que el secretario general en la ciudad malacitana sea José Antonio Vargas, el primer candidato no oficialista que ha conseguido convertirse en secretario de una capital de provincia.

Desde CREA Radio podrás seguir la jornada electoral en directo.

Álvaro García Ruiz
Sígueme

Álvaro García Ruiz

En construcción. Tengo la suerte de hacer lo que más me gusta, con la gente que me gusta. Sé poco de mucho, pero me esfuerzo por aprender.
Álvaro García Ruiz
Sígueme